martes, 1 de julio de 2014

Aquí es dónde se diferencian los niños de los hombres!
Eso fue lo que escuche decir a un diablico antes de iniciar el zapateo en pleno Corpus Chisti. Luego de una semana de pensarlo he sacado mis propias conclusiones. Hablemos primero de los diablicos, para beneficio de mis lectores no panameños, es una personificación dentro del grupo de danzas de las festividades del Corpus Christi, que viste con un fustillo negro y rojo - enterizo - con mascara pintada y de expresiones llamativas y fantasiosas que asustan, un morrión decorado con plumas de guacamaya - debo decir que es hermoso - una campana que le cuelga del tiro del pantalón, castañuelas, cutarras de cuero virgen y una peculiar vejiga de cerdo inflada para acentuar los cambios del baile. Este diablico, cuyo nombre no recuerdo, hacia mucho énfasis en que la fuerza del zapateo y la stamina del baile son lo que diferencia la madurez del varón, diferenciándolo de niño a hombre. Esto es muy cierto, conozco muchos niños que juegan a ser hombres y no son mas que eternos adolescentes, esperando sus escapadas para ir a tomarse los tragos, pero cuando se trata de afrontar las responsabilidades que conlleva la vida familiar o en pareja, simplemente no saben como actuar ni reaccionar. Si bien es cierto, aquellos tiempos en que el hombre se encargaba de todas las responsabilidades económicas y toma de decisiones quedaron atrás, entre el feminismo y el costo de la vida y los "Peter Pan" las mujeres hemos debido incorporarnos al mando y toma de decisiones familiares o de pareja. Creo y estoy convencida, esto incide mucho en el asunto de que ya pocos son los que quieren casarse, porque a las finales, terminas hasta cargando al marido y casi siempre terminas siendo la mala de la película. En nuestra sociedad machista, el consumismo ha permitido que la mujer se desenvuelva mas allá del hogar, pero a un alto costo, una tiene que sacrificar el tiempo para "satisfacciones personales" para poder atender hijos, hogar, mascota, profesión, pareja, sociales...y la lista puede seguir. Anteriormente, las mujeres sacrificaban su educación por la vida hogareña, pero entonces que pasaba si el marido se le convertía en Peter Pan y ella no estaba dispuesta a ser Wendy? Pues sucediá que la relación fracasaba y ella - la mujer- era señalada con la letra escarlata y de libertaria.
Volviendo al tema de niños y hombres, pregunto, cuantos de ustedes, realmente se sienten mas hombres que niños? Cuantas de ustedes sienten que en vez de un hombre que las guíe, cuide y ame, tienen es un hijo mas? La respuesta será personal para cada uno, de igual manera con lo que decidan hacer. Una buena relación y para que sea SANA.debe ser honesta, sincera y con mucho amor... Si deciden ser Peter Pan o Wendy, luego no se aceptan quejas..

Besos! MV507



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada