jueves, 11 de diciembre de 2014

kar·ma



Siempre escuchamos cuando a alguien se le va la mano en pollos la siguiente frase: eso fue el karma.
Karma, esa coqueta palabra bisílaba que empieza con K, significa según las doctrinas hinduistas y budistas la suma de todas las acciones y los estados previos de existencia de una persona, vistos como sentencia previa de su destino y acciones futuras. En la vida real, la que tu y yo vivimos, no es mas que el destino o suerte, seguido de la causa y el efecto. Ésto quiere decir: quítate que te vienen dando! 
O sea que si estas en una relación donde fuiste la malvada, la cabrona y la abusiva, es muy probable que en la próxima relación a la malvada le pasen la factura, si me pueden entender.
Muchas veces somos reactivos ante diversas situaciones y estamos predispuestos ante hechos...así como cuando decimos "esto huele a quemado" o "hay gato por liebre", realmente aun hay gente buena, sincera, responsable y comprometida con sus palabras respaldadas por acciones, pero también hay - allá afuera - una gallada de buenos para nada abusadores, trepadores y mentirosos, que, en la esquina de la desesperación de sus víctimas, se aprovechan de la bondad para lograr sus maquiavélicos objetivos. Les voy a contar la historia de Lori, una chica de buena familia, estudiada, profesional, trilingüe, conocedora del mundo, en fin con todo y mas de lo que una chica de su edad puede siquiera pensar. Lori se enamora del chico malo, con su personalidad hechizadora de adicto, que la cautiva su "savoir faire". En un principio Lori esta sumida en los encantos y nuevas experiencias y las picardías recién conocidas, pero al pasar un breve espacio, ella va descubriendo la doble agenda de su colega. Empieza a hacerse la brecha de las diferencias culturales y sociales...Lori ahora se siente como aquella vez que Cristina Onassis le compra la refrigeradora a su novio ruso y confundida busca apoyo en los mas allegados. Sus allegados le contestan que eso le pasa por irse con el chico malo, con el Butch Cassidy de este show y le recuerdan de cómo dejó plantado con anillo de compromiso al pobre X, solo por ser un buen chico y cumplir con lo que la maldita sociedad clasista impone. Esto, mis queridos lectores, es Karma en su mas pura expresión...
Ahora tengo su atención? Todo lo que haces bajo este cielo, aquí lo pagas. No importa cuan buenas sean tus intenciones, siempre sale un cabrón a la calle ese día, para "hacer llover en tu desfile". 
Pero no todo es malo, hay formas de tener y mantener un buen karma o dharma, generando toda acción que guarda o protege el bienestar individual y colectivo. Para cada acción, existe una consecuencia; para cada causa, hay un efecto y todo lo que enviamos al Universo, regresa a nosotros tarde o temprano.
Pilas con lo que deseamos o practicamos! #solocosasbuenas

Besos, 

MV507


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada